Aprovechando que sus hijas de 4, 6 y 10 años de edad quedaron bajo su cuidado debido a las labores que desempeñaba su esposa en el área de reciclaje —viéndose obligada a vivir en otro lugar—, el hoy investigado habría abusado de ellas sexualmente.


El hecho se registró en zona rural de Neiva (Huila), en abril de este año, cuando se presume que accedió carnalmente a las niñas mayores, mientras que a su hija más pequeña le habría realizado actos de índole sexual, según se reflejó en el dictamen médico.



Luego de poner en conocimiento de las autoridades lo que estaba sucediendo, se abrió la respectiva investigación en contra del padre de familia, quien fue enviado a la cárcel con medida de aseguramiento, mientras avanza el proceso.



Su captura fue materializada por investigadores del CTI en cumplimiento de la orden emanada por el Juzgado 7° Penal Municipal, con funciones de control de garantías de la ciudad, a solicitud de un despacho local de la capital huilense, adscrito al Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas).



La Fiscalía hace pública esta investigación por razones de interés general.

publicidad