El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, Gustavo Berdugo, aseguró que el  crimen atroz perpetrado en la noche del domingo en Palmira, Puebloviejo, se originó como una acción de desquite por parte del presunto homicida Luis David Sánchez Barraza. ante la madre del niño de dos años de edad, quien quería acabar la relación sentimental que sostenían. 
“Todo comenzó en medio de una discusión que tuvo el homicida con su compañera sentimental, con quien llevaba ocho días viviendo. En esa discusión en la cual el victimario estaba bajo sustancias psicoactivas y de alcohol, lo que hizo fue desquitarse con el hijo de la señora, ocasionándole varias heridas en su cuerpo con un cortopunzante”, expresó el coronel Berdugo.
El máximo jefe de la Policía del Magdalena aseveró que el presunto homicida quien no presentó antecedentes penales, deberá responder por los delitos de homicidio agravado, secuestro simple y violencia intrafamiliar.
Agregó que la madre del pequeño relató que desde hace tiempo era víctima de violencia tanto psicológica como física.
 “Ella (Madre) nos comentó que había unos problemas internos de pareja, por eso no tenía el interés de continuar con él, quería separarse. Su pareja para presionarla lo que hizo fue arrebatarle el niño y terminó ocasionándole las heridas con arma blanca”.
El coronel indicó que en el trascurso del día en el municipio de Ciénaga se llevará a cabo la audiencia de presentación del presunto asesino del menor “y estoy seguro que la justicia que se va a encargar que se tomen todas las acciones ante este hecho criminal”, puntualizó.
El crimen
El homicidio en la noche del domingo de un pequeño de 18 meses, quien recibió dos puñaladas, al parecer, por parte de su padrastro, causó conmoción y tristeza en Puebloviejo, Magdalena, El hecho se dio exactamente en el corregimiento de Palmira.
Según informaron las autoridades, el bebé alcanzó a ser auxiliado y trasladado a un centro asistencial, sin embargo, los médicos no pudieron hacer nada por salvarle la vida.
Entre tanto, de acuerdo con información de la comunidad, el sindicado fue perseguido y al ser alcanzado le propinaron una golpiza por lo cual fue llevado a una clínica de Ciénaga. 



publicidad