Óscar Lombana reconoció ante las autoridades que fue una estrategia de campaña.
Foto del momento del encuentro de Óscar Lombana con las autoridades tras su supuesta liberación hace algunos días.

 Fuentes del Gaula de la Policía le confirmaron a EL TIEMPO que el aspirante a la alcaldía de Potosí (Nariño) por el partido Cambio Radical, Óscar Lombana, reconoció ante las autoridades que no fue víctima de ningún secuestró el pasado 9 de septiembre, sino que con unos amigos planeó el falso plagio como una estrategia para ganar votos.

Lombana apareció hace cinco días en zona rural de Ipiales, y aseguró que sus captores lo habían dejado en libertad.

Ese mismo día, el candidato fue sometido a exámenes médicos y se reunió con su familia. Al otro día fue escuchado por la Fiscalía y la Policía, “al parecer por la presión en las preguntas de los investigadores él empezó a flaquear y terminó confesando que se trató de un autosecuestró”, dijo la fuente.


De acuerdo con el testimonio de Lombana, él junto a un grupo de amigos planeó la situación aprovechando la coyuntura electoral que se está viviendo en el país por las amenazas y asesinatos de los candidatos, “pensaron que era una buena estrategia para ganar votos”, dijo el investigador.

Pero al parecer la situación se les salió de control, y ante la falta de comida y agua para subsistir, el candidato se vio obligado a hacerse nuevamente visible.

En su momento y frente al supuesto secuestro de Lombana, el Partido Cambio Radical hizo un llamado al Gobierno Nacional para que se brindan garantías de seguridad a los candidatos y el director de esa colectividad, Germán Córdoba, pidió estudiar "la posibilidad de suspender las elecciones en los municipios donde se están saboteando violentamente estos comicios".

Con base en su testimonio, se le abrió una investigación por falso secuestro y concierto para delinquir, proceso al que serán vinculadas las personas que lo ayudaron a gestar el plan.



publicidad