Los hechos se registraron la madrugada del martes último en inmediaciones del sitio conocido como La Escalereta en la vía Altamira – Timaná, presuntos delincuentes dispararon contra el automotor.

Un hecho que pudo haber terminado en tragedia, se presentó durante las últimas horas en la vía que comunica a los municipios de Altamira y Timaná.

Según se conoció de forma extraoficial, en momentos en que regresaban de un paseo por el interior del país, unos 25 funcionarios y contratistas de la Alcaldía de Timaná y el alcalde Juan Bautista Rojas Parra fueron víctimas de un ataque a bala.

Presumiblemente el hecho obedeció a un intento de hurto que delincuentes habrían pretendido cometer cuando el vehículo de la empresa Taxis Verdes, contratado para el paseo se desplazaba por la vía nacional.

Versiones extraoficiales indican que el conductor del autobús al percatarse sobre la situación sospechosa de aparentes caminantes que le hicieron el pare a mitad del camino, decidió no detenerse por lo que fueron objeto de impactos de arma de fuego contra el vehículo.

Uno de los disparos afectó uno de los espejos laterales retrovisores cerca de la cabina por lo que las balas pudieron haber provocado una tragedia.

Sin embargo y pese a lo dramático de la situación los viajeros lograron llegar ilesos a Timaná donde pusieron en conocimiento de las autoridades la situación angustiosa por la que pasaron.

No se ha conocido una versión oficial sobre lo sucedido, sin embargo, algunos de los afectados contaron el hecho cómo una anécdota negativa inolvidable en el viaje realizado.


Por: Héctor Fabio Muñoz Figueroa – @hefamu1
publicidad