Dos personas oriundas del departamento del Huila hacen parte de las cuatro personas que fueron encontradas en municipios de Corinto, Cauca.
Uno de ellos es un joven de 21 años identificado como Diego Alejandro Cerquera Picón nacido en el municipio de Palermo, quien era hijo el exconcejal de la localidad Eder Cerquera. La otra persona fue identificada como Roosebelt Saavedra Solarte, quien era oriundo de Neiva. Entre tanto, Carlos Mario López, Diego Hernán Rodríguez Torres eran de Florida, Valle.
Las cuatro personas hacían parte de la empresa Fundación Desarrollo de las Ingenierias y las Ciencias de la Salud para la Proyección Social, Fundispros, que tiene como sede principal la ciudad de Neiva; desde donde ejecuta diferentes proyectos, entre ellos los contratados por la Gobernación del Huila. Esta es una entidad sin ánimo de lucro que se dedica a actividades de arquitectura, ingeniería y otras actividades conexas de consultoría técnica.
El grupo de ingenieros se encontraba en esta zona del Cauca realizando labores topográficas, apoyado por drones en una zona en la que hay cultivos de coca. Poco después de haber iniciado su trabajo, fueron atacados por hombres armados que los asesinaron y hurtaron los equipos técnicos, entre ellos dos drones, y un vehículo Nissan Frontier.
La compañía tiene varios contratos con la Gobernación del Huila para la viabilidad de proyectos de riego y agricultura. Su director ejecutivo, Óscar Eduardo Gutiérrez Olaya, tiene contratos con esta gobernación desde el 2011, siempre en el sector de ingeniería y topografía.

La Nación

publicidad