Conmoción ha causado la tragedia familiar en la que la niña Isabella Scarpetta  Miranda  de 17  meses, falleció   el pasado   16  de  diciembre  en   Bogotá  D.C,  en  circunstancias  atribuidas de  forma  preliminar  a  un accidente  doméstico.

La menor  cuyos padres  son  oriundos  del municipio de Oporapa-Huila;  cayó  a  una piscina    cuando    disfrutaba  de  una jornada  lúdica  en el comienzo  de  la  novena  de  aguinaldos,  según se  ha  indicado en  forma  extraoficial.

El cadáver   se encuentra  en  la   morgue   para   su respectiva  necropsia   y  posteriormente  se  realizarían sus  honras  fúnebres   en   el barrio   Silvania  en  la  capital del país  en donde  están  radicados  sus  progenitores    por  asuntos   laborales.


publicidad