Una familia de la Ciudad de Pitalito junto a amigos se ha dedicado a reunir alimentos entre ellos, para luego ser preparados y repartidos a los indigentes que caminan por las calles laboyanas.

La iniciativa fue de la familia Cruz Zuñiga quienes decidieron empezar con este tema solidario porque vieron la necesidad que tenían muchos habitantes de la calle  “y que con el ayudar a las demás personas, no van a perder nada”, estas fueron las palabras de uno de los integrantes de aquella familia con quien Pitalito Noticias logró comunicarse.

La actividad decidieron retomarla el pasado mes de Marzo, y desde entonces un día a la semana preparan de 30 a 40 almuerzos o cenas que son repartidas no solo a indigentes, sino también les comparten a quienes cuidan las motos en zonas azules, vendedores ambulantes, y las familias que se establecen en los semáforos.

Ahora son los jóvenes quienes se sienten orgullosos de sus padres y quieren seguir sus pasos.


publicidad