Las autoridades realizan investigaciones en una fosa común al interior de un cementerio donde se habrían enterrado los cuerpos de personas asesinadas de manera extrajudicial por parte del Ejército Nacional.

Esta fosa se encuentra al interior del cementerio Las Mercedes, de Dabeiba, occidente antioqueño, en la que según el informe de la revista Semana habría hasta cuerpos de 50 de las 75 víctimas de ejecuciones extrajudiciales cometidas por un batallón del de dicho organismo militar.

Las ejecuciones se habrían cometido entre 2006 y 2007 de acuerdo con los testimonios obtenidos por los magistrados de la Justicia Especial para la Paz, JEP, por parte de varios militares.

El informe revela además el modus operandi que se habrían cometido estos homicidios pues, según la investigación, en Medellín, integrantes de la Cuarta Brigada del Ejército reclutaron a jóvenes que luego llevaron a la parte alta y montañosa de Dabeiba.

Allí los habrían asesinado con armas de largo alcance y habrían hecho pasar como muertos en desarrollo de combates.

Luego, y para evitar que organismos como la Fiscalía hicieran los levantamientos, indicaban que la zona era insegura, por lo que ellos mismos trasladaron los cuerpos hasta el cementerio.

En ese lugar, según el testimonio de uno de los militares que rinde cuentas a la JEP, les cambiaron la ropa, los zapatos y cavaron las fosas donde los depositaban. Incluso algunos los dejaban en bolsas plásticas.

Ante esto, integrantes de la JEP adelantaron varias jornadas de exhumaciones en el lugar señalado por el militar.

Durante una semana, hallaron los restos óseos de al menos nueve personas que deberán examinar para determinar las causas de su muerte. Uno de estos cuerpos tenía vestimentas del Ejército.

Finalmente, se alertó por posibles actos que buscan entorpecer la búsqueda las autoridades y borrar las pruebas, pues investigan si miembros del Ejército habían cambiado los cuerpos de lugar y alterado las lápidas.

Por otra parte, varios de los militares que rinden cuentas a la justicia sobre los casos de falsos positivos, han recibido intimidaciones.

publicidad