Hay consternación en la comunidad ambientalista del Valle del Cauca por los efectos negativos que ha tenido la pólvora con los animales silvestres.

El último caso, reportado por la Policía, da cuenta de un oso perezoso que llegó al municipio de Loboguerrero huyendo totalmente asustado por la pirotecnia.

Según las autoridades, el animal estaba desorientado y deambulando por las calles del municipio.



La principal hipótesis de la Policía Ambiental del departamento, asegura que los fuertes estallidos asustaron tanto al animal que lo obligaron a bajar de los árboles.

Señalan además que la pólvora altera, no solamente a las mascotas, sino también a los animales silvestres haciendo que algunas especies abandonen su hábitat.

publicidad