Así se ha conocido sobre los hechos que se presentaron el pasado domingo en la noche, en el interior de un inquilinato, en el barrio Los Mártires (Neiva), en donde reside la niña de tan solo 5 años, junto a su progenitora de 27 años de edad. Presuntamente, en un descuido de la madre y mientras la menor se encontraba sola en la habitación, un sujeto de quien se desconoce la identidad, la accedió de forma violenta, provocando afectaciones de tipo físico y psicológico en la víctima.
La niña afectada rompió el silencio y le informó a su progenitora de la situación de la cual había sido víctima, manifestando que el agresor vivía en el mismo lugar a escasas tres habitaciones. La madre de la infante observó un comportamiento diferente en su hija, quien se quejaba de dolores en las partes íntimas sin referenciar las causas, pero luego de horas de insistencia la menor relató el aberrante momento que padeció mientras su madre estaba ausente.
Según el relato, el degenerado hombre “le tapó la boca, le tocó sus partes íntimas con su mano y luego la accedió”. La familiar de la niña de inmediato se trasladó hasta el CAI más cercano, donde puso en conocimiento de las autoridades la triste situación, de inmediato los uniformados activaron la ruta de alerta iniciando las respectivas investigaciones con el fin de dar captura al presunto abusador.
Al parecer, el hombre de quien se desconoce su identidad, vive en el mismo inquilinato en el barrio Los Mártires donde reside la familia venezolana.

publicidad