Un bebé de padres venezolanos, el cual nació muerto, fe velado en un ligar conocido como el  planchón de la plaza de mercado del barrio Bolívar en la ciudad de Popayán, debido a los escasos recursos de la pareja.

El padre del bebé, Alexis López manifestó que llegaron a Popayán desde el pasado 11 de febrero, y al día siguiente, su esposa inició con el trabajo de parto, fue hasta dos hospitales esperando ser atendida, y finalmente la atendieron en un tercero.

El bebé nació muerto, no obstante, jamás conocieron ni se le explicaron los motivos por los cuales el recién nacido no presentó signos vitales al nacer, manifestó el padre del bebé.

Luego de 10 días lograron que el hospital San José, donde fue atendida, le entregara el cuerpo del pequeño para realizar las exequias, sin embargo, debido a la falta de recursos tuvieron que pedir colaboración de la comunidad en la plaza de mercado.

La voluntad del pueblo payanes no fue ajeno, por lo cual, el niño pudo ser enterrado en el cementerio de Yanaconas. La situación fue conocida por unidades policiales de infancia y adolescencia quienes brindaron asistencia a los padres, quien también tienen dos menores más.

publicidad