La Asociación Colombiana de Infectología (ACIN) advirtió sobre el uso generalizado y obligatorio de tapabocas para la comunidad, lo cual resulta una medida totalmente contraria a la evidencia científica en las acciones de prevención contra el coronavirus.

Por esto, hizo un llamado para que estos elementos de protección sean usados de manera responsable en los casos realmente necesarios y en los que resultan efectivos.

“El tapabocas está indicado solo en quien tose o expectora porque contiene el virus y actúa como barrera y en trabajadores de la salud expuestos a secreciones. Los tapabocas en personas sanas tienen riesgos de convertirse en reservorio de contacto continuo con las manos del portador expandiendo el virus, por lo que la medida no sólo resulta ineficaz sino riesgosa”, precisó la agremiación.

Igualmente, sostiene ACIN, los elementos de protección personal son la piedra angular para evitar el contagio.

“Su uso inadecuado aumenta el riesgo de transmisión. El uso de tapabocas para prevenir coronavirus cuando no hay tos ni expectoración no está indicado porque la forma de transmisión cuando no hay síntomas de tos es el contacto (la persona se toca las mucosas de la cara y luego toca las superficies), además es una práctica riesgosa ya que se incrementa el contagio porque las personas se tocan la cara constantemente y contaminan el tapabocas”, agregó.

En cuanto a los guantes señaló que su uso sólo está indicado bajo algunas circunstancias y para la atención del paciente.

“Su uso en escenarios no clínicos (supermercados, transporte, etc.) genera contaminación cruzada ya que, al tener los guantes puestos, la persona nunca hace higiene de manos y contamina todo a su alrededor. El pilar para contener el virus y frenar la transmisión es la higiene de manos (lavado con agua y jabón o fricción con soluciones alcohólicas”, recomendó.

publicidad