Gran revuelo causó esta mañana el pronunciamiento de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, sobre el aeropuerto El Dorado.

Más tarde, en sesión con el Concejo de Bogotá, López amplió la información y aseguró que su pronunciamiento no se basaba en “percepciones” sino en data.

Ante el cabildo, presentó un informe que indica que en los primeros meses del año, medio millón de personas ingresaron desde el exterior por el aeropuerto.

Los países a los que se refiere la alcaldesa son Alemania (entraron 1.953 personas en marzo), China (19), España (12.034), Estados Unidos (29.605), Francia (1.227), Italia (185) , Reino Unido (1.846), Turquía (832). En total, de estos focos de contagio ingresaron 47.701 personas en marzo.

“Una de las causas de las altas tasas de contagio es el Aeropuerto de Bogotá. Este no es un virus autóctono, no se produjo en Colombia. Vino del exterior, de personas que se contagiaron afuera”, aclaró la alcaldesa.

El primer caso del país, de hecho, se registró en Bogotá y correspondió a una joven que venía de Milán (Italia). Mientras el aeropuerto estuvo abierto con vuelos comerciales, hasta su cierre el 23 de marzo, López llamó varias veces la atención sobre los protocolos en Migración Colombia de detección de altas temperaturas y síntomas relacionados con el virus.

Hoy, la tensión continúa. “No hay ninguna condición que nos permita reabrir el aeropuerto. Hacerlo sería tener otra vez una fuente de contagio muy alta en Bogotá. Eso sería un gran error”, afirmó en sesión con el Concejo y aseguró que “confiaba” en que el Presidente Iván Duque tuviera en cuenta la información para tomar una decisión frente a la terminal aérea.


Tomado de El
El tiempo
publicidad