Luego de que el presidente Iván Duque explicó los protocolos para reactivar los sectores de manufactura y construcción a partir del 27 de abril, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, cuestionó la decisión.

"No es posible que el próximo lunes puedan reactivarse en Bogotá la construcción y manufactura al tiempo. La primera genera 560.000 viajes al día y la segunda 567.000 viajes al día! Las dos al tiempo dispararían el riesgo de salud de los trabajadores y aglomeración en transporte", escribió la mandataria distrital en su cuenta de Twitter.

Además, la alcaldesa mayor aseguró que "no basta con los protocolos nacionales de bioseguridad en el lugar de trabajo (que están bien), sino con los concretos de movilidad y salud pública que debe establecer cada territorio", puntualizando en que su administración también puede dictar medidas específicas para Bogotá.

Una de las razones centrales de López para cuestionar la propuesta de poner en marcha ambos sectores al tiempo, el próximo lunes 27, es la dificultad para verificar  el cumplimiento de los protocolos en todas las empresas, por lo cual dijo que "se irán verificando y autorizando paulatinamente desde ese día".

El pronunciamiento de la mandataria distrital apareció minutos después de que jefe de Estado dejó en firme la medida, y se suma a otros cuestionamientos que la alcaldesa ha hecho sobre las decisiones de carácter nacional para frenar la propagación de la covid-19.

Durante el anuncio de Duque, la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, y el ministro de Vivienda, Johnatan Malagón, explicaron los protocolos obligatorios que deberán cumplir todas las empresas que retomen actividades:

- Tomar la temperatura de todos los empleados al llegar a su trabajo.
- Instalación de lavamanos adicionales para aseo de los trabajadores.
- Entrega de kits con tapabocas, gel antibacterial y elementos de aseo.
- Caretas de protección para evitar que se toquen la cara .
- Distancia obligatoria de dos metros entre cada uno de los operarios.
- Entrega de elementos de aseo en el puesto de trabajo, paños húmedos y desinfectante.
- Los tapabocas y los elementos de protección, como tapabocas se entregarán diariamente
- Diseñar de horarios flexibles y turnos que permitan el distanciamiento social
- Habrá también un supervisor de salud y seguridad por cada 100 trabajadores.
- El sector de construcción de vivienda nueva será el que opere, pero reparaciones locativas, o autoconstrucción siguen suspendidas.

Según dijeron, las empresas que no cumplan serán cerradas temporalmente. Además, la carga de la compra y el costo de los elementos de protección no recaerá en los trabajadores, sino en las empresas.

publicidad