La Procuraduría General de la Nación abrió investigación a Buanerges Florencio Rosero Peña, gobernador de Putumayo, por presuntos sobrecostos y posible vulneración al principio de planeación en la compra de 10 ambulancias para el departamento.

De acuerdo con la información entregada por el Ministerio Público, el gobernador suscribió un contrato el pasado primero de abril por un valor de $3.460.634.610 para la compra de los vehículos médicos.

En la decisión de la Procuraduría también están involucrados el secretario de Salud, Jorge Molina; a la jefa de Prestación y Desarrollo de Servicios, Fanny Chávez, y de Salud Pública, Alexandra Benavides.

Para la Procuraduría “resulta altamente inconveniente que ante la pandemia producida por el COVID – 19, los recursos del Estado no estén presuntamente invertidos y ejecutados de manera correcta o que estén generando sobrecostos en las actuaciones contractuales desplegadas como consecuencia de una indebida planeación por la Entidad Territorial”.

El Ministerio Público, además, solicitó la suspensión de la ejecución del contrato “al advertir su inconveniencia y posibles irregularidades que podrían vulnerar el ordenamiento jurídico y el patrimonio público”.

Putumayo es, hasta el momento, uno de los seis departamentos del país libes de COVID-19.

Publicidad