Un nuevo hecho de inseguridad presentado el día de ayer en la ciudad de Neiva, es investigado por las autoridades. El hurto se presentó, cuando dos jóvenes uno de ellos mensajero de una firma con vínculos comerciales con una clínica, transitaban por la carrera Quinta entre calles 14 y 15, y fueron aparentemente abordados por un hombre armado, que sin resistencia alguna los despojó de un bolso, donde llevaban la gruesa suma de dinero.

El comandante de la Policía Metropolitana de Neiva, coronel Livio Castillo indicó la negativa de las víctimas para recibir apoyo de la Policía al retirar el dinero de la entidad bancaria. “Estos dos jóvenes salen de una entidad bancaria ubicada a pocos metros de donde se presentó el hurto, al retirarse del lugar, un policía le ofrece el respectivo acompañamiento y ellos se niegan, el uniformado insiste, pero finalmente, los jóvenes se retiran del lugar, sin recibir la ayuda prestada por las autoridades”.

Las dudas

Metros más adelante, las víctimas quienes al parecer ya habían sido identificadas por el presunto atracador, son abordadas por un hombre a bordo de una motocicleta, quien les hurta el bolso, donde iba aproximadamente 250 millones de pesos.

Esta situación ha generado algunas dudas en las autoridades, teniendo en cuenta, que, en septiembre del año anterior, el joven mensajero también fue víctima de un presunto hurto de aproximadamente 70 millones de pesos.

Así las cosas, la investigación que determinará la veracidad de la situación, está en manos del CTI. Se conoció, que de momento dicho ‘robo’ genera algunas dudas, respecto a la reacción anticipada y poco fría de la víctima, quien se apresura a entregar el bolso, incluso antes de ser abordado por el presunto delincuente.

Igualmente, según información aportada por el afectado a las autoridades, dicha empresa para la cual trabaja, tiene vínculos comerciales con una reconocida clínica de la ciudad de Neiva. Así las cosas, todo está en manos de las autoridades que tendrán la tarea de investigar y analizar la situación que ha despertado dudas y suspicacias.

Tomado de La Nación

Publicidad