El menor nació el 4 de junio, según una carta hallada entre la sábana que lo arropaba.

Un bebé de dos días de nacido fue puesto a salvo por la Policía a las 9 de la noche de este viernes, después que un ciudadano alertó a la patrulla del cuadrante sobre el llanto de un niño en la calle Murillo con carrera 44.



Según indicó la Policía, el ciudadano se puso en contacto con la patrulla del cuadrante y el teniente Juan Giraldo, comandante del CAI más próximo al lugar.

Al llegar a la mencionada dirección, los uniformados encuentran al bebé llorando, envuelto en una sábana de color azul y una carta en la que se leía: "Ayúdame a darle una mejor calidad de vida no quiero verlo sufrir  y no tengo recursos. Cuídalo mucho, ámalo- Nació 04-06-2020. Tiene dos vacunas".



El recién nacido fue trasladado a la Clínica San Diego, el centro asistencial más cercano, para verificar su estado de salud y  el restablecimiento de sus derechos por parte del personal de la Policía de Infancia y Adolescencia y después ser entregado del ICBF con todos los debidos protocolos.


Publicidad