Fernando Barrero, director del Teatro Cafam, y Ricardo Aya, presidente de la plataforma Bido, en entrevista realizada a través de la W, sobre los problemas que han tenido con los cobros que hace Sayco, expresó: "Nos dimos cuenta de que nuestro emprendimiento tenía propósito, impactando positivamente a los artistas al generar recursos. Por eso desarrollamos una aplicación que revela a qué horas, dónde y a quién le pertenece el fonograma y estamos monetizando a los músicos".

Sobre su relación con Sayco, aseguran que constantemente se ven obligados a verificar su repertorio con la entidad.

"Leyendo el tarifario, vemos una inconsistencia desde nuestro punto de vista tecnológico. Ellos piden enviar la información a través de correo electrónico, habiendo tanta tecnología hoy en día", expresó Aya sobre los conciertos virtuales.

A través de la entrevista  el empresario cuestionó el sistema de recaudo de la entidad: "Sayco hace el recaudo, pero ¿cómo hace el pago si no tiene la información?".

Por su parte, Barrero contó que una vez les pidieron el acta de defunción de Mozart para para comprobar que no incluía el cobro de derechos y poder interpretar una de sus obras.

"El funcionario de Sayco preguntó si Mozart pagaba derechos y nosotros dijimos que no, lleva muchos años muerto. Nos pidió el acta de defunción de Mozart para comprobar que no incluía el cobro de derechos (...) tuvimos que entrar a internet y explicarle sobre el compositor", contó Barrero.

"Ellos cobran entre el 10% y el 14% del valor del recaudo. Ellos tienen una tabla, en la cual se mueven hacia arriba y hacia abajo (...) cuando hay cortesías, los de Sayco los acomodan y dicen que se ubicaron en el puesto más caro. Así que nos cobran el valor de esas sillas", manifestó el director del Teatro Cafam.

Fuente: La W

Publicidad