Los uniformados del fuerte de carabineros de San Agustín recibieron una llamada por parte de la comunidad que alertaba, sobre un grupo de campesinos que estaría realizando talas en zona de reserva en área rural de ese municipio, sobre unos 45 minutos del casco urbano de la capital arqueológica, exactamente en la vereda la castellana.

Los uniformados, atendiendo el requerimiento llegaron hasta el lugar, donde efectivamente se estaba realizando la tala de madera de la especie  roble blanco, en medio de zona de reserva perteneciente al parque Nacional Natural Cueva de los Guacharos, al ver a los uniformados, los campesinos que se encontraban en dicha labor se dispersaron y huyeron en medio del bosque.

Al notar toda la madera que se había talado, los seis uniformados que atendieron el llamado procedieron a realizar la incautación de la madera  y a notificar el dueño de la finca del sector donde se había desarrollado el  ilícito.

Al regreso, los policías que se movilizaban en un vehículo oficial donde fue recogida la madera y en dos patrullas motorizadas, fueron interceptados por al menos 100 campesinos, quienes estaban sobre la vía, obstruyendo el paso, colocando palos y una barricada que no permitía el paso de los uniformados.

Los campesinos retuvieron y rodearon a los uniformados, quienes cuidaban los vehículos para que no pincharan las llantas, mientras los amenazaban con hacer daño si no realizaban la devolución de la madera.

Los campesinos, armados con palos, palas, garrotes  y machetes, amedrentaron a los uniformados quienes evitaron la reacción violenta, que pudo haber desencadenado una tragedia; el campesinado  descendió el material maderable y luego dejaron ir a los uniformados, quienes salieron ilesos del evento.

En el informe oficial entregado por las autoridades a la CAM se indicó, que el grupo enfurecido de campesinos que tomó vías de hecho, obligó a que los uniformados rompieran las actas de incautación que habían elaborado y descendieron del vehículo los más de 200 estantillos de madera.

El informe entregado por las autoridades manifiesta “No se pudo hacer nada a causa de la superioridad numérica de las personas civiles con un aproximado de 100 personas, y del mismo modo tocó romper el acta de incautación por presión de la comunidad y velando por la integridad de las personas y del personal uniformado”

Publicidad