En la mañana de este domingo un singular hecho causó revuelo en la comunidad laboyana, ya que por las calles se llevó  a cabo una persecución de la policía que por poco termina en tragedia.

Todo inició cuando en un puesto de control de la policía de carreteras, dos hombres a bordo de un automóvil arremetieron contra los uniformados y omitieron el pare, de inmediato se inició la persecución que  duró varios minutos y terminó cuando los hombres chocaron contra el sardinel de la iglesia El Espíritu santo ubicada en el barrio el Jardín.

En medio de la persecución una ciudadana resultó herida pero afortunadamente después de ser atendida en centro hospitalario se encuentra fuera de peligro.

Los capturados se encontraban en estado de alicoramiento y fueron puestos a disposición de la fiscalía, por los delitos de ataque a servidor público, daño a bien ajeno y violación a medida sanitaria, la información fue suministrada por el teniente coronel Geovani Cepeda Sanabria, comandante del quinto distrito de policía Pitalito.

Según se indicó el conductor del vehículo, fue identificado como Diego Gualdrón, es natural del municipio de Timaná, y no hace parte de la planta de trabajadores de la administración municipal como se había indicado de manera inicial.

La persona vinculada en este incidente, es funcionario de la electrificadora del Huila.




Publicidad