Este lunes se completaron cuatro días del derrumbe dentro de una mina subterránea de carbón en la vereda Morcá, en Sogamoso, Boyacá, donde permanecen atrapadas cuatro personas.

 

De acuerdo con las autoridades, tres hombres y una mujer están dentro de la mina y se desconoce su estado, pues no se ha podido establecer algún contacto con las víctimas del derrumbe.

 

Catalina Gheorghe, vocera de la Agencia Nacional de Minería (ANM) para el rescate de estas personas, manifestó que la emergencia ocurrió hacia las 7:30 de la mañana del viernes por el desprendimiento de unas 300 toneladas de roca, una magnitud que genera dificultades para el rescate.

 

Desde la mañana del viernes, personal especializado adelanta las labores de rescate. Se cree que los afectados están a una profundidad de 110 metros, distancia a la cual se intenta llegar a través de tubos, y ya se estaría cerca de llegar allí.

 

Se pretende que este mismo lunes o al mediodía de este martes se pueda alcanzar el punto donde estarían atrapados los mineros. “La mina colapsó, hubo un derrumbe muy importante. En esta mina es muy difícil trabajar porque tiene sistemas de transportes deficientes, no tiene adecuada ventilación e inestabilidad, pues pueden seguir cayendo rocas. Fue mucho material el que cayó”, indicó Gheorghe.

 

La vocera de la ANM manifestó que las actividades en esta mina tenían orden de suspensión desde hace un mes, precisamente, por riesgo inminente. La autoridad minera consideró que tenía condiciones deficientes, por lo que se prohibió explotarla.

 

Respecto a las personas que están atrapadas, Gheorghe informó que se trata de tres mineros que habitualmente se desempeñaban en este lugar. No obstante, la mujer que los acompañaba no era trabajadora de esta mina y no cuenta con seguridad social.

 

“No es una práctica recomendable permitir el ingreso de particulares a una operación minera. Una mina no es para llevar tintos, no es para que entre quien quiera”, señaló.


publicidad