Policías llegaron a la escuela en Floridablanca, Santander, y encontraron a 10 menores. No tenían autorización de la Secretaría de la Educación.

Las autoridades descubrieron que un colegio privado estaba dictando clases de manera presencial a 10 niños sin la autorización de la Secretaría de Educación.

Luego de la denuncia hecha por padres de familia, la Policía llegó al lugar y constató que los menores no cumplían con los protocolos de bioseguridad.

Ante este hecho, las autoridades convocaron un consejo extraordinario de seguridad.



publicidad