Por estos días han sido reiterativas las noticias sobre habitantes del municipio de Ciénaga, Magdalena, que han sido descubiertos por fuera de su pueblo disfrutando de fiestas clandestinas en localidades vecinas y paseos en el río.

 

De estas conductas irresponsables en plena pandemia no se salva ni siquiera la primera autoridad de la segunda ciudad del departamento de Magdalena, Luis Tete Samper, quien fue sorprendido con su equipo de funcionarios celebrando su cumpleaños en un establecimiento público en Santa Marta.

 

El agasajo fue denunciado este martes por moradores del barrio Bavaria, quienes llamaron a la Policía al escuchar música en alto volumen y notar una cantidad de camionetas y vehículos parqueados en horas de la noche en un lavadero de carros donde funciona también un bar, el cual, por la actual emergencia de salud, no tiene permitido prestar sus servicios.

 

El alcalde de Ciénaga, Luis Tete Samper, aunque reconoció que estuvo en el lugar compartiendo con varios amigos y funcionarios, negó que haya existido consumo de licor y aglomeraciones.

 

“Fue una sorpresa que me hicieron unos amigos para entregarme un detalle. Pedimos una picada a domicilio, en ese momento llegó la policía, le explicamos de qué se trataba y nos marchamos, no fue ninguna parranda como han querido malinformar”, manifestó el mandatario.

 

El alcalde aseguró que solo asistieron ocho allegados, incluidos sus escoltas, y que los malos comentarios provienen de contradictores políticos “que quieren dañarme la imagen. Si hay pruebas, que las muestren”, sentenció el mandatario.

 

No obstante, el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Óscar Solarte, al ser consultado, contradijo la versión de Tete Samper y confirmó que en el pequeño establecimiento público que prestaba un servicio que en estos momentos está restringido fueron halladas 18 personas, a las cuales se les impusieron comparendos por incumplir la normatividad que rige en la ciudad para controlar la propagación del covid-19.

 

Recibimos una queja ciudadana que atendimos oportunamente y encontramos en funcionamiento un bar en el interior de un lavadero de carros, donde se celebraba un cumpleaños

 “Recibimos una queja ciudadana que atendimos oportunamente y encontramos en funcionamiento un bar en el interior de un lavadero de carros, donde se celebraba un cumpleaños”, indicó el alto oficial.

 

El coronel Solarte informó que uno de los sancionados por violar la cuarentena fue el propio alcalde del municipio de Ciénaga, Luis Tete Samper.

 

Al respecto, el alto oficial comentó que, si el mandatario “considera que no estaba en una actividad irregular, puede presentar los descargos respectivos demostrando lo contrario”.

 

Este hecho polémico ha sido criticado en el municipio de Ciénaga, donde el alcalde se ha caracterizado por ser drástico con las restricciones y llamados de atención a los ciudadanos para que tengan un comportamiento ejemplar que permita mantener bajas las cifras de contagio.

 

Tomado del Tiempo

publicidad