De acuerdo con un canal de noticias locales del estado de Michigan, 'Click on Detroit', el Departamento de Bomberos de la ciudad de Southfield reportó, el pasado 23 de agosto, que una joven, identificada como Timesha Beauchamp, fue encontrada inconsciente, por lo que la trasladaron a un hospital. 

 

Según el medio, los médicos del centro de salud al que llegó la intentaron reanimar por 30 minutos, pero sin éxito, por lo que fue declarada muerta a causa de una falla cardíaca. 

"Les dije: '¿Están absolutamente seguros de que murió?'. Ellos dijeron: 'Sí, señora, se ha ido", comentó la madre.

Geoffrey Fieger, abogado de la familia, le dijo a 'ABC News' que la madrina de Timesha le reportó a los paramédicos que su ahijada se estaba moviendo después de ser declarada muerta.

"Le dijeron que los movimientos eran involuntarios, que estaban relacionados con las drogas que le habían administrado y no cambiaron de opinión sobre el hecho de que sentían que estaba muerta", agregó Fieger.

 

Tras declararse el deceso, la joven fue trasladada a la funeraria James H. Cole Home, de la ciudad de Detroit, donde unos empleados notaron que aún tenía signos vitales.

De inmediato, se comunicaron con la familia e informaron que Timesha estaba respirando, por lo que la llevarían a un centro de salud.

"Me dijeron: 'Señora, su hija está de camino al Hospital Sinai Grace (Detroit). Está respirando, está viva", contó la mamá de la joven, quien añadió que se sintió muy confundida cuando recibió la noticia.

Las autoridades de Southfield están investigando el hecho para determinar si hubo negligencia médica en el caso.

 

De acuerdo con el abogado Frieger, los médicos aún no pueden dar un pronóstico sobre el estado de salud actual de Timesha.

"Nuestra principal preocupación es su supervivencia y su bienestar", concluyó a 'ABC News'.

Tomado del TIEMPO


publicidad