Según la Nasa y la Agencia Espacial Europea (ESA), para noviembre de 2020 un asteroide podría impactar la Tierra.

 

El cuerpo celeste que se aproximará al planeta el próximo 2 de noviembre fue identificado en 2018 en el Observatorio Palomar, en California, y pasará cerca de la Tierra justo un día antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

 

Según el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra, el asteroide tiene un diámetro de 0,002 kilómetros y, dicen los expertos, las probabilidades de que ingrese en la atmósfera o impacte con la Tierra son de 0,41 por ciento.

 

Este objeto se conoce como 2018VP1 y se considera que es el segundo asteroide con más posibilidades de golpear la Tierra en los próximos cien años.

 

Cálculos del Centro Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra del Jet Propulsion Laboratory de la Nasa señalan que  el objeto celeste no representa ninguna amenaza.

 

Sin embargo, todo dependerá de algunos factores, como su composición, pues al entrar en la atmósfera estos fenómenos sufren modificaciones.

De acuerdo a los expertos, el asteroide pasará a una velocidad que supera los 34.000 kilómetros por hora y, según la Nasa, el cuerpo pesa casi 16 toneladas, lo que significa que es 7.500 veces más pequeño que el que se cree que mató a los dinosaurios.

 

Un estudio realizado por la revista "Science" en 2019 dice que en los últimos 290 millones de años la Luna y la Tierra han sobrevivido más del doble de colisiones con asteroides de las que hubo en los 700 millones de años anteriores.

 

Cabe señalar que, de acuerdo con lo señalado por los expertos, dentro de 861 años un asteroide de 4.200 pies de ancho tendrá una probabilidad del 99,988 por ciento de que no alcance la Tierra cuando pase muy cerca de ella.

 

publicidad