El primate, que tenía un pañal, fue rescatado en una de las terminales de transportes de Bogotá cuando su captor pretendía llevarlo a Neiva. Según la Secretaría de Ambiente, el mono fue capturado hace un año en La Guajira.

El fin de semana pasado, mientras inspeccionaban 34 buses y seis empresas de encomiendas en la terminal de transportes El Salitre, el comportamiento de un ciudadano prendió las alarmas de las autoridades ambientales y policivas de Bogotá.

En la parte externa del módulo cinco de la terminal, un hombre pretendía evadir los controles de los funcionarios. Con actitud sospechosa, agarraba con fuerza una maleta negra de tamaño mediano, como si escondiera una mercancía ilícita o un producto ilegal.

Al percatarse de la extraña conducta, las autoridades pararon al ciudadano y le pidieron que abriera su maleta. En su interior estaba un mono aullador rojo macho de la especie Alouatta seniculus envuelto en una cobija y con un pañal puesto.

“Los médicos veterinarios identificaron que el primate presentaba una regular condición corporal, mostraba acostumbramiento al humano y signos de estrés por la forma en que era tenido”, dijo la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA). 

Las primeras indagaciones arrojaron que el mono fue adquirido hace un año en el municipio de Maicao, en La Guajira, y luego trasladado a Bogotá. Su captor pretentía llevarlo hasta la ciudad de Neiva, en el departamento del Huila.

Según la Secretaría de Ambiente, el ciudadano fue capturado por la Policía Nacional y enviado a una de las Unidades de Reacción Inmediata (URI) para realizarle el proceso de judicialización. “La autoridad ambiental iniciará el respectivo proceso sancionatorio en su contra”.

El mono fue trasladado al Instituto de Protección y Bienestar Animal para definir su proceso de recuperación y rehabilitación. Por estar demasiado acostumbrado a la presencia humana, podría no regresar a su hábitat natural. 

En lo corrido del año, más de 2.300 animales silvestres han sido recuperados e incautados por la SDA y la Policía Nacional en diferentes operativos y actividades de vigilancia en la capital del país.

El mono aullador rojo es un animal nativo del norte de Sudamérica que habita en las zonas tropicales. En Colombia está distribuido en varias regiones y se caracteriza por tener una amplia vocalización.

“Es el primate de más amplia distribución en Colombia. Esta especie ocupa todos los niveles altitudinales de las cordilleras, hasta en regiones montañosas ubicadas sobre el nivel del bosque nublado y la Sierra Nevada de Santa Marta. Los aulladores rojos viven en tropas o grupos pequeños que fluctúan entre dos y 16 individuos”, informó el Instituto Humboldt.

La Secretaría de Ambiente hace un llamado a la ciudadanía para que no haga parte de la cadena del tráfico de fauna. “La extracción de los animales silvestres de sus entornos naturales genera graves alteraciones y desequilibrios en los ecosistemas. Debemos denunciar los casos de riesgo o amenaza para la fauna”.


Semana Sostenible 


publicidad