Lo primero que mencionó el expresidente Álvaro Uribe Vélez, ante los magistrados de la corte suprema de justicia, fue que a su padre, Alberto Uribe Sierra, “lo asesinó la Farc (sic) el 14 de junio de 1983”, y luego entró en detalles, según declaraciones que publicó Semana.

 

“A él lo asesinaron en la Hacienda Guacharacas. En ese (se le corta la voz) contra mi padre, mi hermano Santiago salió en defensa de mi padre y le atravesaron un pulmón con una bala de fusil. Sobrevivió milagrosamente porque lo alcanzaron a llevar al pueblo Yolombó y un médico, que murió hace poco, lo salvó porque evitó la hemorragia. Mi papá era un hombre caritativo y la humanidad lo quería, y una maestra que tenía en la finca salvó a mi hermana de un secuestro”, dijo.

Luego de eso, el exsenador contó que eran unos “12 o 14 individuos” de esa guerrilla que portaban armas largas, y que cuando llegaron a la finca su hermano y el capitán Bernardo Rivera le pidieron a su padre que no se enfrentaran con ellos.

 

“Mi padre seguramente se desesperó porque ahí estaban mis hermanos menores, y él decía que no pagaba ni un peso ni caminaba un paso. Él se atrincheró en una cocina con una pistola que tenía y empezó a dispararles a esos señores, y rapidito lo mataron”, detalló Álvaro Uribe Vélez.

 

El magistrado César Reyes le preguntó, a propósito del tema, si “supieron qué frente de las Farc” delinquía en esa zona y quiénes fueron los responsables.

 

“Mi hermano contó todo y cómo se identificaron, yo no tengo memoria exacta del frente, poco me ocupé de eso. Pero lo cierto es que trataron de distorsionar los temas y asignarle a mi papá temas de narcotráfico. Mi padre decía que los únicos pecados que tenía eran el tomar aguardiente y ser enamorado”, respondió el exsenador.

 

Finalmente, Uribe aseguró ante la Corte que hubo varios testigos que coinciden en que los asesinos eran de un frente de las Farc.

 

Además de este episodio, aún doloroso para él, el expresidente también habló de los testigos en su contra, de su relación con el abogado Diego Cadena y del día en que le avisaron que podía ir preso por el caso de supuesta manipulación de testigos, el mismo que hoy lo tiene bajo detención domiciliaria en su finca.



publicidad