No cesan las críticas e indignación en Barranquilla por la violenta agresión de la que fue víctima la pediatra Dalila Peñaranda Fairuth por parte de los vecinos que sostenían una fiesta y no toleraron que les mandaran a bajar el volumen del equipo de sonido, y por eso la emprendieron contra la médica y su empleada doméstica.

 

El penoso episodio quedó registrado en un video en el cual se ve cuando Peñaranda espera la llegada de un policía y un vigilante del equipo de seguridad de la administración del edificio, para ir al apartamento donde se cumplía la denominada covid-fiesta.

 

A los pocos minutos se ve cuando aparecen hombres y mujeres que atacan a la mujer con puños y patadas de manera brutal, en medio del esfuerzo del policía por contenerlos.

 

El caso se reportó el pasado viernes en el edificio La Ría, ubicado en la carrera 47 número 102-170, barrio Villa Santos, en el norte de Barranquilla, en uno de los apartamentos donde se celebró una fiesta con mariachis y unos 25 invitados.

 

 En el video se ve cuando uno de los hombres le pega una patada la empleada doméstica que acompañaba a la pediatra, y que estaba en el piso. La mujer de 57 años de edad resultó con hematomas en la cara.

 


El Distrito, conjuntamente con las autoridades de Policía y las patrullas covid, acompañaron a la víctima a instaurar la denuncia para dar con los responsables

 

“El Distrito, conjuntamente con las autoridades de policía y las patrullas covid, acompañaron a la víctima a instaurar la denuncia para dar con los responsables y solicita a las autoridades y organismos de seguridad que se hagan las respectivas investigaciones y se dé con el paradero de los agresores”, señala el comunicado expedido la noche de este domingo por la alcaldía.

 

La administración distrital ratifica que las fiestas están prohibidas. “Los que violan esta medida encontrarán, como en este caso, a unas autoridades listas para actuar. No se puede jugar con el sufrimiento de las familias que perdieron a un ser querido ni echar por la borda los esfuerzos de ciudad para recuperar su normalidad. Esto no es un juego”, puntualiza el comunicado.

 


publicidad