La palabra ‘masacre’ es tendencia en las redes sociales por causa de un trino del presidente Iván Duque en el que lamenta el cruel ataque en Norte de Santander en el que perdieron la vida cuatro militares.

 

 “Execrable masacre de tres soldados y un suboficial en Nte. Santander, quienes dieron sus vidas enfrentando al narcotráfico, NO (sic) quedará impune”, escribió el Mandatario en su Twitter.

 

“Comandante del Ejército adelantará operaciones contra criminales GAOr responsables. Toda la solidaridad con las familias de nuestros héroes”, argumentó el Presidente.

 

 

“¡Sí, señor! La muerte de soldados en el Catatumbo también es una masacre. Cómo Llano Verde y Samaniego. Muerte entre hermanos. Es necesario seguir adelante en el camino de la paz completa, estable y duradera”, le escribió el exjefe del equipo negociaciador que logró el acuerdo de paz con las Farc, Humberto de la Calle.

 

Duque afirmó el sábado 22 de agosto que las recientes matanzas en distintas partes de Colombia, que en ese momento habían dejado más de 30 personas muertas, no son "masacres" sino "homicidios colectivos".

 

 

"Muchas personas han dicho: 'volvieron las masacres, volvieron las masacres', primero hablemos del nombre preciso: 'homicidios colectivos', y tristemente hay que aceptarlo como país, no es que volvieron, es que no se han ido tristemente estos hechos", dijo en Pasto.

Duque hizo su precisión en Samaniego, en Nariño, donde ocho jóvenes de entre 19 y 25 años, algunos de ellos estudiantes universitarios, fueron masacrados.

 

 

Este lunes, tres soldados del Ejército Nacional y un suboficial fueron asesinados por miembros de un grupo armado ilegal en zona rural de Sardinata, mientras se encontraban adelantando trabajos de erradicación de cultivos ilícitos.

 


Tomado del Tiempo 

publicidad