Se conoció el caso de un médico adulto mayor, quien necesitaba mantenerse conectado a un aparato eléctrico para tener suministro de oxígeno, sin embargo, la empresa de energía Electricaribe cortó el servicio en su casa.

 

El hombre falleció en una clínica horas después luego de que su salud empeorara. La familia asegura que pidió que no se le cortara el servicio, pero la solicitud fue ignorada.

 

La disputa por cobro excesivo, que desde 2013 tenía la familia Dau Crespo con Electricaribe, terminó con el envío de una cuadrilla de corte.

 

En un video, grabado al parecer por un familiar, se escucha cómo le cuestionan al funcionario de la compañía si el proceso se puede llevar a cabo.

 

Al operario se le advirtió que en la vivienda estaba un hombre de 93 años, con problemas de salud y conectado a un condensador de oxígeno eléctrico. A pesar de la advertencia, cortaron el servicio.

 

Sin energía, el respirador se apagó, el médico José David Dau, fue sacado por su familia a la puerta, pero su salud se deterioró y fue necesario internarlo en UCI. “Todo eso lo agitó y lo llevó a un infarto”, dijo Luz Marina Crespo, esposa de Dau.

 

El viernes por la noche, según el dictamen médico, un paro cardiorrespiratorio acabó con la vida del paciente. “A las 5:00 de la tarde lo llevamos, a las 7:00 de la noche lo metieron a UCI y a las 8:30 murió”, indica el parte.

 

El dolor y la indignación se apoderó de la familia. Denuncian que el accionar de la empresa de energía incidió en la muerte de su ser querido. Noticias RCN buscó pronunciamiento de Electricaribe pero manifestaron que no se referirán al caso.

 

Fuente: Noticias RCN 

publicidad