El general Óscar Atehortúa, director de la Policía, dijo que las manifestaciones deben ser de máximo 50 personas, en línea con los protocolos por el COVID-19.

 

Tras una reunión con todos los generales del país, Atehortúa enfatizó en una rueda de prensa que ningún uniformado que participe o acompañe las manifestaciones públicas, que se llevarán a cabo la próxima semana, podrá utilizar elementos o armas de fuego; sin embargo, dijo que sí pueden usar la dotación para preservar la seguridad de los asistentes.

 

Para cumplir con este propósito, el general destacó que les solicitó a todos los organismos de control del país que hagan seguimiento a los uniformados. “Que verifiquen todo antes de la salida al servicio de cada uno de los hombres que estarán acompañando las aglomeraciones de menos de 50 personas”.

 

Sobre el uso de armas de fuego, el general Atehortúa indicó que existen protocolos y lineamientos internacionales que establecen que estos elementos se pueden usar en defensa propia, defensa de terceros, ante inminente peligro de muerte o cuando los hechos desborden las capacidades y conlleven a un desenlace fatal para los ciudadanos.

 

Amenazas públicas de grupos organizados

El director de la Policía indicó que se tiene conocimiento de que en este momento hay amenazas públicas para generar disturbios en medio de las manifestaciones que se llevarán a cabo la próxima semana en el país.

 

“Sabemos que hay personas, que se llaman colectivos urbanos o barriales, que pretenden desarrollar actividades violentas y terroristas. Para ellos el mensaje es que la Policía combatirá cualquier acción criminal que se presente”, enfatizó el general.

Atehortúa señaló además que los uniformados tendrán todas sus capacidades para desestimular estas acciones y proteger a los ciudadanos que no permiten que haya acciones vandálicas o terroristas y que quieren tener un comportamiento normal en medio de las protestas.

 

Sobre los policías que dispararon durante los disturbios en Bogotá

El general indicó que, con base en las informaciones recibidas, se abrirán un total de 77 investigaciones disciplinarias contra 101 policías, principalmente en Bogotá. Dentro de estas, según él, se tipifica que 14 uniformados habrían usado armas de fuego contra civiles en medio de los disturbios, por lo que anunció que ya se creó un grupo interinstitucional para recibir esta información y avanzar en el proceso.

 

“Se ha ordenado que 50 investigadores se vayan a la Policía Metropolitana de Bogotá para que reciban las quejas de los ciudadanos. Hasta el momento se han suspendido 10 uniformados, uno de ellos es un policía que utilizó una chaqueta al revés y usó un objeto contundente para herir a las personas”, concluyó el general.

publicidad