La Policía colombiana vive sus horas más bajas por una pérdida de confianza de la ciudadanía que se agrava día tras día y que, tras la muerte del abogado Javier Ordóñez, sometido con brutalidad por dos agentes durante un arresto en Bogotá, pone sobre la mesa la necesidad de reformar la institución.

 

Para complicar el panorama de este centenario cuerpo, que en noviembre cumplirá 129 años de creado, la muerte de Ordóñez, de 46 años, desencadenó una ola de protestas en Bogotá y otras ciudades del país que dejó siete muertos y las miradas se han vuelto sobre los policías que repelieron el vandalismo porque las primeras versiones indican que las víctimas recibieron balazos.

 

Un video revelado en últimos minutos muestra la grave situación que se vivió en una estación de Policía, con detenidos y agentes.

 

En el video, se puede apreciar que hay detenidos en una celda, un policía obliga a jugar a los detenidos a la ruleta rusa, el "juego" que consiste en que se roten un revólver con una sola bala y aprieten el gatillo, causando la muerte de uno de los "jugadores".

Se puede apreciar cómo el policía asusta a los detenidos con el arma cargada, además, dice: "vamos a jugar a la ruleta rusa para ver quién es el primero que me va a pagar la moto que dañaron".

 

Los detenidos piden que por favor no y tras la caída de las balas los policías golpean en varias ocasiones a uno de los jóvenes para que recoja las balas. "Recoja las balas gonorrea, las balas gonorrea" y mientras se agacha, los otros detenidos le dicen que las recoja porque lo van a matar.

 

 


publicidad