La denuncia la hizo el senador Roy Barreras, el pasado fin de semana, y publicó dos fotos en Twitter en las que se observa a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez con el tapabocas en la mano, pese a que hay varias personas muy cerca de ella.

En una de esas imágenes se ve a Ramírez cuando reparte mercados a familias vulnerables, y por eso recibió críticas ya que el pasado viernes confirmó que dio positivo en la prueba de coronavirus.



“Anuncian pruebas COVID al presidente y altos funcionarios que tuvieron contacto con la señora vicepresidenta”, escribió Barreras, y dijo que espera que también les hagan pruebas a “las humildes personas” que tuvieron contacto con la funcionaria.

Las críticas que recibió Marta Lucía Ramírez por esas fotos la llevaron a pronunciarse sobre el tema, y desde su lugar de aislamiento puso un trino para tratar de justificar el no haber portado el tapabocas de forma adecuada, como tanto lo recomienda el gobierno del que ella hace parte.

La funcionaria aclaró que el viaje a Vaupés fue el 16 de octubre y que al momento de entregar esas ayudas a la comunidad ella tenía una prueba negativa de COVID-19.



Además, que “el calor” la “obligó” a estar cambiando de tapabocas durante el evento, aunque en las imágenes se observa que lo llevaba colgado en sus dedos.

En la página de la Vicepresidencia también hay fotos del viaje de Ramírez y del momento en que entrega varios mercados, pero allí sí aparece con el tapabocas bien puesto.

Publicidad