En un operativo contra depredadores sexuales, la Policía de Bogotá logró en dos semanas la captura de 19 abusadores que utilizaban diferentes modalidades para llamar la atención de sus víctimas y después accederlas, entre ellas un abusador que utilizaba una vela para torturar las mujeres.

 

Aunque todos los casos son impactantes y repudiables, dos llamaron poderosamente la atención de las autoridades. Uno es el de un criminal que contactaba a mujeres para ofrecerles trabajo como empleadas domésticas.

 

Una vez ellas llegaban hasta el lugar de residencia del delincuente, este las intimidaba y las agredía.

La coronel María Helena Gómez, jefe de la Sijín de la Policía de Bogotá, reveló más detalles sobre el accionar del depredador sexual.

 “Cuando las mujeres llegaban a su casa, él las amenaza con arma punzocortante, las agredía y posteriormente salía de la casa abrazado con ellas, esto para no llamar la atención”, expresó Gómez.

 

La uniformada agregó que, en este tipo de casos, aberrantes, las mujeres deben armarse de coraje para denunciar al agresor.

 

“Aquí lo más importante es la denuncia. Dos víctimas fueron capaces de denunciar y eso es fundamental”.

 

Otro de los casos que llamó la atención de la Policía fue el de un hombre que, tras salir de la cárcel, abusó de la hija de una mujer a la que conoció a través de redes sociales, estando en prisión.

 

Este criminal, según las autoridades, ejecutaba prácticas que lastimaban el cuerpo de su víctima.

 

“Además de abusar de ella, la lesionaba con una vela en sus partes genitales. Esto es lamentable”, indicó la coronel.

 

En las últimas dos semanas se han capturado a 19 agresores sexuales.

 


publicidad