La Fiscalía y Policía de Colombia, con apoyo de la Armada Nacional y junto con autoridades de Ecuador, desarticularon una banda señalada de traficar con cocaína desde el Pacífico y mover millonarios dividendos ilícitos. Diez personas, entre ellas el narco cabecilla, fueron capturadas durante operativos en Cali, Valle del Cauca, al igual que en Tumaco y El Charco, Nariño.

Según informó la Fiscalía, esta estructura tendría nexos con el frente Óliver Sinisterra de las disidencias de las FARC y otras organizaciones narcotraficantes que delinquen en Nariño.

 


“Se capturaron a diez personas, uno de ellos Lucio Burbano, un narcotraficante que acompañaba a ese grupo de disidentes de las FARC y que al mismo tiempo estaba delinquiendo en esa zona del país. Se le incautaron 8.500 millones de pesos en efectivo y varios relojes y joyas”, dijo Francisco Barbosa, fiscal general de la Nación.

Esta gran cantidad de dinero, junto con 3.700 dólares, 11 relojes costosos, armas de fuego y documentación con información privilegiada sobre actividades judiciales y de la fuerza pública, fue hallada durante allanamientos a dos lujosos inmuebles del norte de Cali, uno de ellos una casa campestre, donde vivía el sujeto, señalado de ser el cabecilla de la banda.

 


"El dinero encontrado estaba en cajas y, de acuerdo con las investigaciones, correspondería a los pagos recibidos por el envío de droga a países de Centroamérica y Estados Unidos", señaló la Fiscalía.

Los diez detenidos fueron presentados ante un juez de control de garantías de Cali y la Fiscalía les imputó cargos por concierto para delinquir, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes , y lavado de activos.

Publicidad