Una mujer identificada como Shana de Lubbock, de Texas (Estados Unidos), decidió renunciar a su trabajo en un Walmart tras varios meses de labores. Sin embargo, antes de irse, decidió cantarle algunas verdades a sus compañeros de trabajo calificó de “racistas y pervertidos”.

 

Esta mujer, que dio a conocer el video por sus redes sociales, tomó el megáfono del lugar para anunciar su retiro y expresó lo siguiente: “finalmente dejé mi tóxico trabajo que me estaba haciendo absolutamente miserable durante un año y siete meses”.

 

Asimismo, acusó a un hombre llamado Elías de ser un imbécil y señaló a otros  jefes del lugar porque echaron compañeros negros de sus empleos sin tener razones justas. “Henry es un racista y un apestoso idiota (...) esta empresa trata a los empleados como mierda", aseguró.

 

Finalmente, dio las gracias a Ariel, el único compañero que la acompañó en los meses más difíciles. Asimismo, recordó que gracias a él consiguió ese empleo justamente en el momento que más lo necesitaba.

 

Más allá de lo duro de la situación, el video que ya cuenta con más de un millón de reproducciones, abrió el debate en torno a la dificultad de los entornos laborales, la falta de compañerismo, los chismes de pasillo y otros problemas del día a día que afectan el clima de las organizaciones.

Fuente: LA FM

 


Publicidad