Covito, como fue llamado el perro por el personal de salud, lleva esperando más de un mes a que su dueño salga del hospital para volverlo a ver y poder recibir las caricias de él.

 

Este dócil animal se ha ganado el cariño y el aprecio de los trabajadores del Hospital General en México. Covito hace recordar la historia de Hachiko, un perro Akita que esperó a su dueño en una estación del tren de Japón por años pese a que este ya había muerto

 

Según el medio ‘El Mañana’, Covito es amigable con todas las personas que se le acercan, ganándose el amor de los pacientes y médicos, quienes le han brindado un poco de comida y cuidado.

 

De acuerdo con el medio, el perro al ver a alguien saliendo del hospital corre emocionado a la puerta para ver si se trata de su dueño.

 

Covito con tal de no abandonar a su dueño, duerme ahí mismo sobre un pedazo de cartón y una cobija que le donó el personal médico, elementos que lo protegen del frío.

 

“A nosotros este perrito nos da mucha felicidad, siempre que nos ve nos acompaña del área Covid al Hospital General y se regresa, siempre nos encamina, y dan las 5 de la mañana y está parado en la Puerta Covid o en la puerta de Urgencia del hospital General”, expresó un ciudadano.

 

Es tanto el cariño que le tienen a Covito, que las personas están atentas y pendientes de él, si el guardia de seguridad ve a alguien tomándole fotos, él sale y les dice que no llamen a la perrera.

 

Los trabajadores manifiestan que cuando Covito ve salir a la gente en las diferentes puertas y no encuentra a su amado dueño, de sus ojos resbalan lágrimas.


 

 


Publicidad