Un juez dejó en libertad a tres de los integrantes de una banda de apartamenteros que fue capturada la semana pasada en Bogotá. Los individuos se dieron a conocer luego de que se hicieran públicas las fotos en las que posaban con muecas y sonriendo mientras las autoridades les realizaban la respectiva reseña.

 

De los cuatro sujetos, tres quedaron en libertad porque no fueron capturados en flagrancia y no tenían antecedentes; sin embargo, ahora están vinculados a un proceso por el delito de porte ilegal de armas. El otro integrante de la banda sí quedó con medida de aseguramiento porque ya tenía una sentencia condenatoria vigente.

 

Al momento de la captura, las autoridades le incautaron a esta banda un fuerte arsenal, que incluía un silenciador, herramientas de construcción como destornilladores, alicates, hombresolos y hasta abrazaderas para amarrar a sus víctimas.

 

Una vez se conocieron las fotografías de los cuatro sujetos, un hombre joven y tres adultos mayores, se volvieron tendencia en redes sociales e inmediatamente generaron indignación entre las personas, que no dudaron en calificarlos como “descarados”.

 

Incluso, hasta el propio director de la Policía, general Óscar Atehortúa, se pronunció sobre la actuación de estos cuatro delincuentes: “Las autoridades estamos en la obligación de investigarlos, capturarlos y ponerlos a buen recayendo. Nosotros cumplimos con nuestro papel, qué se puede esperar de estas personas que le han hecho un daño a la sociedad y deben ser condenadas”.

Fuente: Alerta Bogotá

Publicidad