El médico surcolombiano, Juan Manuel Rojas Balcázar se convirtió en el primer huilense en el mundo, en ser vacunado contra el Covid-19.

 

El joven cirujano, nacido en Neiva, tuvo el enorme privilegio de estar entre los primeros 500 médicos de Estados Unidos en recibir la dosis contra el virus global que deja 75,9 millones de personas infectadas y más de 1,6 millones de muertos en todo el mundo.

 

El galeno, con tres especializaciones en Medicina Interna, Cuidados Críticos y Enfermedad Pulmonar, recibió la vacuna el viernes pasado en el Westside Medical Center, de Miami, Estados Unidos, donde labora hace 17 años. Hoy es el Director de la Unidad de Cuidados Intensivos del prestigioso centro asistencial.

 

“Fue una gran oportunidad, un enorme privilegio, poder estar entre los primeras 500 personas en recibir la vacuna, es una luz de esperanza que se prende en medio de todas estas dificultades que hemos afrontado”, explicó Rojas Balcázar desde su residencia en el sur de La  Florida.

 

Rojas Balcázar, se graduó en el 2001 como médico cirujano, como su padre, Luis Arturo Rojas Charry,  en la Universidad Nacional de Colombia. Hoy es el director de Cuidados Intensivos y uno de los más prestigiosos especialistas de Miami.

 

“Eso fue muy rápido. La vacuna la aprobaron la semana pasada. El domingo llegaron las primeras dosis a Estados Unidos. A Miami, llegaron el viernes y de una vez se inició la vacunación”, relató el médico opita.

 

“Ese día estaba de turno. Fue sorpresivo, estaba viendo a los pacientes cuando dieron la orden de iniciar la vacunación de inmediato”.

 

En efecto, los lotes de la vacuna de Pfizer y Biontech llegaron el domingo en la noche a Estados Unidos y Canadá. Ese mismo día se inició la distribución en 145 centros de distribución, según un plan de prioridades: solo para trabajadores de la salud y enfermos mayores con problemas graves. Además, se dispuso la distribución en otros 425 puestos adicionales.

 

En esta ronda de vacunación, se destinaron 6,4 millones de dosis, de las cuales la mitad se aplicaron de inmediato a trabajadores de la salud y mayores de edad y la otra mitad para la segunda dosis que se aplicará en tres semanas.

 

“Inicialmente se aplicó la vacuna al personal médico de las unidades de cuidados intensivos y urgencias, los más expuestos. La prioridad eran los médicos, enfermeras y personal sanitario. Luego los enfermos más graves”, explicó Rojas.

 

La misma operación se estaba realizando, simultáneamente, en los demás hospitales de La Florida.

 

La vacuna no tuvo ningún costo para los trabajadores de la salud, los primeros favorecidos.

 

“Fue gratis para médicos y para los trabajadores de la salud, a nadie más, solo la están poniendo al personal sanitario de los hospitales”.

 

“La aplicación se hizo en el brazo, como cualquier vacuna; no requería ningún procedimiento especial. Solo que se hace en dos dosis, la primera fue el viernes y la segunda en tres semanas”.

 

La vacuna de Pfizer se administra en dos dosis de 30 microgramos con 21 días de diferencia. La vacuna de Moderna, que se acaba de aprobar,  se administra en dos dosis de 100 microgramos con 28 días de diferencia.

 

Fuente: LA NACIÓN


Publicidad