Una sesión fotográfica navideña, que tuvo lugar en el estado de Georgia, EE. UU., se convirtió en un foco de contagio de coronavirus: más de 50 niños estarían infectados.

El evento hacía parte del desfile anual de Navidad del pueblo de Ludowici, ubicado en el condado de Long. Allí una pareja decidió personificar a Papá y Mamá Noel para que los niños se pudieran fotografiar con ellos.

Como es tradicional en ese país, varios menores se sentaron en el regazo de Santa Claus para la toma de la imagen, pero muchos de ellos no llevaban tapabocas.

A pesar de que durante la celebración los disfrazados utilizaron mascarillas, días después comenzaron a presentar síntomas de covid-19. Se realizaron la prueba y los resultados fueron positivos.

Robert Parker, presidente de la junta del condado de Long, aseguró en una publicación de Facebook que “hay innumerables niños desfavorecidos que nunca hubieran experimentado la alegría de conocer a Santa Claus. Los conozco a ambos (la pareja disfrazada) y puedo asegurarles que nunca habrían hecho nada a propósito para arriesgar la salud de los niños”.

Parker, quien manifestó que sus hijos también resultaron positivos, se mostró preocupado por la cadena de contagios que se habría desatado en el día del evento.

El desfile ocurrió el jueves 10 de diciembre, por lo que la mayoría de los niños asistieron al colegio al día siguiente. Fue hasta el sábado 12 que la pareja se realizó la prueba y los resultados fueron entregados el domingo, día en el que la comunidad fue notificada.

Los funcionarios del condado recomendaron a los padres de los niños que se acercaron a 'Papá Noel' y su esposa durante el desfile que permanecieran en cuarentena durante 14 días.

Luego de que se conoció la noticia, Parker expresó a ‘The New York Times’ que ha recibido mensajes de odio provenientes de todo el país, criticando a la administración del condado por realizar un evento multitudinario.

Según contó al medio, “la indignación local es mínima”, puesto que se tomaron todas las medidas de seguridad. Los niños esperaron en fila para la foto respetando el distanciamiento social y en el lugar había una estación para desinfectarse las manos.

A pesar de la situación, el condado de Long planea continuar con la programación de eventos navideños, según contó Parker en Facebook.

Hay innumerables niños desfavorecidos que nunca hubieran experimentado la alegría de conocer a Santa Claus

“Hablo en nombre de la mayoría de funcionarios al decir que todavía mantenemos la decisión de seguir adelante con estas tradiciones navideñas para traer algo de normalidad a estos tiempos difíciles. Mis hijos se hicieron una foto con Santa y sus sonrisas eran más grandes que cualquier día en su colegio, donde existe el mismo riesgo de exposición”.

A la fecha Georgia registra más de 541.000 casos de contagio y alrededor de 10.000 muertes por el nuevo coronavirus, mientras que en el resto del país la cifra es de 17 millones de contagios. Asimismo, en todo el territorio estadounidense se han reportado más de 310.000 muertes.

 

 

 

fuente: Tendencias EL TIEMPO

 

Publicidad