Belén San Román, una policía de Argentina de 26 años, falleció en las últimas horas tras propinarse un disparo en la cabeza después de que su expareja difundiera por redes sociales un video íntimo de ella, más unas fotos.

 

Según Todonoticias, medio de ese país, el sujeto identificado como Tobías Villaruel había compartido el material privado en medio de una extorsión.

 

Previo a autolesionarse, Belén quien era madre de dos pequeños, había dejado un preocupante mensaje entre sus compañeros, quienes acudieron a la vivienda de la joven para cerciorarse de que estuviera bien, pero no llegaron a tiempo.

 

Después de cuatro días de lucha de los médicos por salvarle la vida y tras una cirugía, la víctima no resistió.

 

“Tan culpable es esta lacra como todos aquellos que viralizaron”, dijo la madre de la policía en referencia a la expareja de Belén, el cual está detenido por un cargo de robo en 2018.

 

Esta situación ha sido tomada como bandera por su familia, que envió una solicitud al legislativo de Argentina para que apruebe un proyecto de ley con el cual se pueda castigar con mayores penas a quienes difundan o graben imágenes de contenido personal sin consentimiento de la persona.

 

Fuente: Noticias Caracol

Publicidad