Aún aturdida por el ataque en el que fueron secuestradas sus dos hijas, y en el que una resultó muerta, la mujer contó por qué quedó de encontrarse con el asesino cerca del río Arma, donde casi pierde la vida.

 

Yeni Lorena Tangarife dijo que fue engañada por el asesino, identificado como Juan Carlos Galvis. Aseguró que él la citó para darles “regalos” a sus hijas y que el encuentro se había acordado por internet.

 

¿Por qué les iba a dar supuestos regalos a las niñas secuestradas en Aguadas?

“Él me dijo que se le había muerto una bebé a él en Santa Marta. Entonces, me dijo que la bebé de él había dejado un poco de cosas para él regalar”, sostuvo la mujer.

Luego, fueron a una vivienda donde él tenía los regalos. En ese momento le dijo que le tenía que tapar los ojos porque también había una sorpresa para ella.

 

Allí, María Ángel Molina, su hija de cuatro años, se emocionó por los regalos y la abrazó cuando aún estaba con los ojos tapados. En ese momento, comenzó el ataque.

 

“Me cogió y me cortó [en el cuello]. Cuando él me cortó, me tiró, casi llegando al río de Arma y me tiraba piedras y me dijo que él me quería matar”.

 

 

En su desespero, Yeni Lorena se resignó, pero clamó por la vida de sus pequeñas: “Máteme a mí, pero a mis niñas no me las toque”, rogó.

 

¿De dónde conocía a Juan Carlos Galvis, asesino de su hija?

La madre de la menor asesinada, dijo que había establecido cercanía con Juan Carlos Galvis a través de redes sociales, y que él ya había visitado a su familia.

 

“Solo una amistad, de casi un año. Mi hermana, otra muchacha y mi prima también lo conocían”, comentó.

Sin embargo, hipótesis de las autoridades señalan que entre el asesino y la mujer había una relación sentimental.



Fuente: Noticias Caracol


Publicidad