Un hombre de 88 años fue sorprendido conduciendo a 191 kilómetros por hora en una carretera rural para no llegar tarde a la cita en la que debía vacunarse contra el COVID-19.

El límite de velocidad en la carretera donde fue detenido el jueves es de 110 kilómetros por hora, dijo la policía de la región oriental francesa de Bas-Rhin en Facebook.

El conductor, "dio como razón de su exceso de velocidad que llegaba tarde a su vacuna contra el COVID", añadió la policía. Los agentes confiscaron el permiso de conducir del hombre y su vehículo.

Desde enero, Francia da prioridad a los mayores de 75 años en su campaña de vacunación.

publicidad publicidad