En la capital huilense está siendo atendido un niño de 4 años que sufrió quemaduras graves de primero y segundo grado cuando le cayó encima una olla de agua hirviendo, esto sucedió en la vereda La cabaña del municipio de Garzón.

Despues de ocurrir el accidente casero el menor de edad, fue llevado al hospital departamental San Vicente de Paúl en Garzón, donde le prestaron los primeros auxilios pero debido a la complejidad de las heridas, tuvo que ser trasladado a Neiva y no se descarta que sea remitido a la ciudad de Bogotá.

publicidad publicidad