Un conmovedor gesto deportivo se presentó este fin de semana en un campeonato local. El árbitro FIFA Orlando Bracamonte sorprendió con su empatía al compartir sus guayos.

A pocos minutos de empezar el partido entre Dirigua FC y el Algodonal Centro FC que se jugaba en Araure, Venezuela, el árbitro notó que un jugador del equipo rival no contaba con los zapatos reglamentarios para jugar al fútbol. Pudo prohibirle participar, pero en lugar de eso le ofreció intercambiar de zapatos para que no se perdiera el encuentro.

Julio César Rojas, un fotógrafo, fue el encargado de inmortalizar las imágenes que se están haciendo virales. Las compartió en su cuenta de Instagram con el siguiente mensaje: “En el Fútbol la sencillez, profesionalismo y la humildad, prevalece sobre todas las circunstancias, buena esa”.

Situaciones como esta hacen que los aficionados de este deporte saquen pecho y diga “qué lindo que es el fútbol”.

Publicidad