Los hechos se registraron cuando la víctima se dirigía hacia su casa después de celebrar su cumpleaños y decidió quedarse afuera de una vivienda vecina para conversar con amigos de la infancia.

Katherine Ninel López Martínez fue víctima de un macabro asesinato en el municipio de Jalapa, ubicado en el departamento de Nueva Segovia, Nicaragua, luego de celebrar su cumpleaños número 21 con familiares y amigos. La mataron y la lanzaron a una letrina, que es un espacio a las afueras de las viviendas, destinado a depositar los excrementos humanos.

“Amarraron y lanzaron su cuerpo al sumidero de la vivienda, utilizando cuerdas, pesas de concreto y piezas de vehículo”, dijo el comisionado Javier Martínez, jefe de la Policía del Nueva Segovia.

El crimen fue descubierto solo días después de que la familia de Katherine la reportara como desaparecida y su foto circulara por todo Nicaragua, país centroamericano.

Durante ese periodo, la policía inició una investigación para reconstruir los hechos, ocurridos en la madrugada después de su celebración de cumpleaños, luego de que la joven pidiera el favor de ingresar a la vivienda donde fue hallada muerta, para usar el baño.

En ese momento, los asesinos cometieron el crimen. Según se conoció eran amigos de la infancia de la víctima y uno de ellos había estado en la cárcel por violación. “Eran dos personas conocidas, vecinas, que convivieron juntos, se criaron juntos”, dijo José Miguel López, padre de Katherine.

Las autoridades tuvieron que utilizar sierra para sacar el cuerpo de la joven lanzado a la letrina. Los señalados asesinos fueron capturados y podrían ser condenados de 25 a 30 años de cárcel.


Publicidad