La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, sancionará esta iniciativa para que se convierta en una ley de la ciudad para desincentivar el consumo de bebidas azucaradas.

El Concejo de Bogotá aprobó el proyecto de acuerdo que desincentivará el consumo de bebidas azucaradas en los colegios de Bogotá. La idea es que las directivas de 2.242 colegios privados y distritales se empiecen con campañas a cambiar por agua natural, entre otras bebidas saludables.

La norma pretende que cada colegio haga campañas de concientización frente al consumo de las bebidas azucaradas y progresivamente busca que las instituciones cuenten con una nutricionista.

Además, frente a los refrigerios entregados en los colegios públicos, en acompañamiento de funcionarios del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Educación se busque no incluir estos productos nocivos para la salud de los niños, como lo aseguró el ponente del proyecto, concejal Álvaro Acevedo Leguizamón.

"Se desincentiva el consumo de bebidas azucaradas y se promociona la ingesta el consumo de agua potable. Es un proyecto que pretende sacar a los niños de enfermedades catastróficas como la diabetes, el sobrepeso, la obesidad, niños que caen en crisis de riñones, afección al corazón y cáncer", explicó Acevedo

Según el Ministerio de Salud, el 81.2% de los colombianos consume bebidas azucaradas que van desde gaseosas hasta refrescos, y, así mismo, un 22.1% lo incluye dentro de la alimentación diaria; el dato marca como región principal a Bogotá.


Publicidad