Alrededor de 200 ataúdes flotando en el mar sorprendieron a propios y turistas luego de un deslizamiento de tierra en un cementerio ubicado en la región italiana de Liguria.

La cercanía del camposanto con el mar hizo que, como en una escena de película de terror, numerosos féretros acabaran precipitándose al vacío y fueran arrastrados por las aguas.

El momento en que el cementerio de Camogli se hunde quedó registrado en video por algunos empleados que justamente trabajan en la restauración de algunas tumbas.

 

“El área fue cerrada en los últimos días porque se habían oído raros crujidos. Desde hace un tiempo veníamos trabajando para prevenir un derrumbe, pero finalmente fue algo inevitable. Por suerte no hubo heridos”, informó Tino Revello, asesor de Obras Públicas de la ciudad, en diálogo con la agencia de noticias ANSA.

 

Equipos de buzos, bomberos, la Guardia Costera y hasta un helicóptero acudieron al lugar para apoyar las labores de recuperación de los féretros que flotaban. Sin embargo, algunos se encuentran entre las rocas, lo que hace difícil su rescate.

 

Cuando se conoció la situación, los videos compartidos en redes sociales han recibido todo tipo de comentarios. Entre ellos, hay quienes afirman que “ni los muertos se salvan de la furia de la naturaleza” y otros que critican el lugar en donde está ubicado el cementerio.

Fuente: Noticias Caracol 


Publicidad