El presidente Iván Duque le salió al paso a quienes han criticado al Gobierno por las demoras que se han dado en el proceso de vacunación contra el COVID-19 por esperar la llegada de altos funcionarios.

El mandatario se pronunció en Riohacha, a donde asistió para la primera inmunización que se administró en La Guajira, a una enfermera de 63 años.

Duque dijo que “no podemos ser triunfalistas, es cierto, pero lo que no podemos dejar es que se nos arrebate la alegría de ver el inicio de la vacunación masiva y ver los avances de la reactivación segura”.

Insistió en no dejarse “distraer de ellos, aquí seguimos avanzando, Colombia progresa porque el pueblo colombiano quiere mirar siempre al futuro, con ojos de optimismo con ojos esperanza, con ojos de progreso”.

Según Duque, hay que “celebrar esos momentos de esperanza, colectivamente, sin euforia y sin excesos, pero celebrarla como un paso que es trascendental en este año lo tenemos que hacer todos. Lo tenemos que llevar todos en el corazón”.

Tomado de: Noticias caracol

Publicidad