Debido al aumento en la comisión del delito de extorsión desde las cárceles, el Gaula Militar Huila de la Novena Brigada y el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, realizaron una diligencia de allanamiento y registro al interior del centro de reclusión transitorio del bunker de la Fiscalía en la ciudad de Neiva.

Esta modalidad de extorsión carcelaria, es aquella que se realiza desde centros penitenciarios; allí, los reclusos se dedican a realizar inteligencia delictiva y mediante llamadas intimidantes, en ocasiones identificándose como integrantes de los Grupos Armados Organizados residuales, generan mayor temor, para obtener el pago del dinero exigido, el que es enviado a través de empresas de giros y reclamado por un tercero a quien le ofrecen un porcentaje por la labor de recaudo.

Con la diligencia de allanamiento realizada, lograron la incautación de dosis de estupefacientes, 25 pipas, 12 armas corto punzantes, 11 celulares con igual número de cargadores y cables USB, elementos prohibidos dentro del área carcelaria y de los cuales se realizará una indagación para establecer si han sido empleados en la comisión de delitos.

publicidad publicidad